Conflictos sociales Locales Noticias

Médicos cusqueños en 40 días de huelga indefinida

Foto: RPP

La Federación Médica Peruana Región Inka Cusco ya va cumplir 40 días de huelga indefinida, los médicos cusqueños han desconocido a su dirigencia nacional por firmar un acuerdo con el Ministerio de Salud sin haber consultado con las regiones del interior del país, su dirigente, el médico Hermógenes Mormontoy ha enfátizado que radicalizaran sus acciones hasta que el Ejecutivo solucione sus demandas.

Los galenos cusqueños han mencionado que la razón de la huelga indefinida es en respuesta a la sostenida y profunda crisis que viene atravesando del Sistema Sanitario Nacional Segmentado, porque la salud de los peruanos, se atiende de acuerdo a sus ingresos económicos y su posición social; Fragmentado, porque los establecimientos de salud del Ministerio de Salud, Gobiernos regionales, de las fuerzas armadas y policiales, el seguro social y los servicios privados, cada uno atienden a los pacientes, como mejor les parece y no de manera integrada, evidenciándose con ello, que en la práctica la función de rectoría en el sector salud en nula. El pedido es la implementación de un “SISTEMA UNICO Y DECENTRALIZADO DE SALUD”.

Asimismo se alertó sobre el abandono a la salud pública, un sistema que genera condiciones para que las personas enfermen, es eminentemente recuperativa, centralista, institucional usurera, corrupta permisiva, basada en normatividad mediática, incoherente y desfinanciada, que privilegia el mercado, los grandes intereses económicos y no la salud de la población peruana. Es un sistema de gestión continuista, conducida inercial y tecnocráticamente por el actual gobierno nacional y la ministra de salud, cuyas consecuencias denunciamos ante la opinión pública:

  1. La precaria y estacionaria asignación presupuestal para el sector salud (2.1%), PPK debe honrar su compromiso de campaña. Debe incrementar en 0.5% del PBI, hasta alcanzar el promedio Sur Americano, cual es de 5.20.
  1. La brecha más alta de médicos generales, médicos especialistas y personal de salud en general, de Sur América. En Cusco faltan mínimamente 160 médicos especialistas y 1500 médicos generales. Debe implementarse una política pública real de Recursos humanos, complementao con una escala salarial digna y justa.
  2. Colapso del sector salud:
  • Por infraestructuras y equipamiento insuficiente y colapsado, desabastecimiento de medicinas, insumos y materiales en los establecimientos de salud. Las inhumanas e indignas condiciones de atención para nuestros pacientes y de trabajo para los médicos, para el personal de salud en general. Todos los hospitales del Cusco han colapsado.
  • Por presencia de epidemias sanitarias minimizadas por la ministra de salud, consecuencia de una gestión contingencial e improvisada.
  • Porque el Ministerio de Salud, ha fracasado como ente rector del sistema de salud; so pretexto de una descentralización desfinanciada, mediática e inconclusa, que viene fomentando el caos y desgobierno del sector salud, al interior de los gobiernos regionales.
  • Por un Seguro Integral de Salud, populista, desfinanciada, empírica, de administración contingencial y corrupta, benefactor de las empresas privadas con mejor tarifario que para los servicios públicos y ante su fracaso financiero, adeuda a los establecimientos de salud del país 900 milliones de soles e impone la aplicación de risorios tarifarios retroactivos. El Seguro Integral de Salud (SIS) le debe a la Región Cusco, 19 milliones de soles. Por estas consideraciones, El Sistema De Salud Del Peruano Debe Declararse En Emergencia.
  1. El abandono e incumplimiento de compromisos asumidos MINSA – Federación Médica Peruana y gremios del sector salud nacional. Exigimos garantía de credibilidad en la negociaciones colectivas y su debido cumplimiento.

La “FEDERACIÓN MÉDICA PERUANA REGIÓN INKA CUSCO”, hace un llamado a la ciudadanía, organizaciones gremiales e institucionales a tomar conciencia de la grave crisis que atreviesa el sector salud en nuestra región y el país, para que superando y despersonalizando las posibles desavenencias ocurridas en los servicios de salud y sin perjuicio de establecer las responsabilidades pertinentes, aunemos esfuerzos por nuestra dignidad y hagamos prevalecer nuestro derecho a la salud, la urgente y prioritaria atención de la problématica sanitaria peruana.