Cultura Locales

Sabiduría ancestral, las cabañuelas de agosto

Por Alberto Garcia Campana

El compañero Eugenio es dirigente de la Federación Departamental de Campesinos del Cusco. Desde hace más de 50 años, aplica en su pequeña chacra del distrito de Chinchaypujyo, Anta, los conocimientos ancestrales que le transmitieron sus padres.

Uno de esos saberes es el referido a las cabañuelas. Don Eugenio explica que la predicción del comportamiento de las lluvias en los meses venideros se efectúa en base al comportamiento del clima en los primeros doce días del mes de agosto.

De esta manera, el 1 de agosto representa al mes de agosto, el día dos de agosto es setiembre, el tres de agosto es octubre, y así, sucesivamente, hasta llegar al día 12 de agosto que representa al mes de julio del año siguiente.

Entonces, si el lunes 1 de agosto hay alguna llovizna o al menos el cielo está nublado, entonces significa que este mes caerán las lluvias sobre el Cusco, lo que será bueno para la siembra. Es muy probable también que los días viernes, sábado, domingo y lunes que vienen haya precipitaciones pluviales sobre la ciudad, porque esos días representan a los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero.

Entonces, nada se deja librado al azar. Los campesinos saben cuándo hay que sembrar y cuándo hay que adelantar o retrasar esa acción. En el campo, nada se improvisa.
Las cabañuelas son parte de la inmensa sabiduría que acumularon, desarrollaron y preservaron nuestros antepasados. Ellos no conocieron de las tecnologías que hoy se aplican, pero igual percibieron fenómenos naturales y convivieron con ellos.

Estas son algunas lecciones que nos dejaron nuestros antecesores, aquellos que no conocieron la corrupción, aquellos que no robaron, aquellos que no asumieron cargos para llenarse los bolsillos. Nuestros antepasados nos enseñaron el inmenso valor del trabajo, de la honestidad, de la solidaridad, del respeto.

Aqui la publicación original