El magisterio, entre la huelga y las fiestas del Cusco

Ante la indiferencia de las autoridades y la falta de solidaridad de la ciudadanía cusqueña, los maestros del magisterio tuvieron que interrumpir el desfile por la Fiestas Jubilares del Cusco, literalmente la Plaza de Armas fue tomada, esta medida de fuerza logró sacar una reunión con el Gobernador Regional, Edwin Licona para las 3:00pm.

El magisterio cusqueño se ha declarado en huelga indefinida y sus bases provinciales han respondido al llamado, ayer intentaron ingresar al Aeropuerto Alejandro Velasco Astete y el día de hoy, antes de dar inicio al desfile de saludo al Cusco interrumpieron el paso a la primera delegación, justo a la del Gobierno Regional, en menos de 15 minutos los maestros ingresaron a la Plaza de Armas por todas sus entradas, la Policía Nacional quedo sorprendida y paralizada.

Ante la sorpresa de todo el público asistente las arengas del magisterio opacaron a las bandas de músicos que acompañaban las delegaciones, ya con el desfile paralizado y con el riesgo de un posible enfrentamiento con la policía o de suspensión de las actividades festivas; con pasos firmes y seguro de la autoridad que tiene, ingreso el Fiscal de Prevención del Delito, Eduardo Poblete; la atención y los gritos se enfocaron en él, los maestros ni se inmutaron con su presencia, le increparon si él podría vivir con el sueldo de un maestro.

El Fiscal Poblete emplazó al dirigente del SUTEP – Cusco, Ernesto Meza Tica a retirarse de la Plaza de Armas, con la presión de sus bases bajo la espalda, el maestro le informo que no se retiraran hasta la presencia del Gobernador Regional, Edwin Licona; la exigencia se materializó, el gobernador hizo su entrada, intentó calmar los ánimos sin ningún éxito, los maestros le increparon su falta de voluntad para apoyar al magisterio, el haber devuelto dinero antes de presupuestar el pago de la deuda social. Por último firmaron un acta para la reunión de la tarde, suscribió el Fiscal Eduardo Poblete y el -desapercibido- Prefecto del Cusco.

Foto: Ruth Baez

Hoy se ha notado la indignación de los maestros, cansados de ser insultados, de la indiferencia de su población, que S/. 1200 sea el monto con que valora el Estado su trabajo. Estas Fiestas del Cusco también debiera ser para pensar en nuestra gente, recuperar la solidaridad entre nosotros, porque el Cusco no solo son sus monumentos, la grandeza del Cusco son los cusqueños.

Por Wilson Chilo L.