Unas elecciones sin mayorías y con dispersión

“LA VICTORIA DEL AUSENTISMO Y LOS VOTOS NULOS/BLANCOS”

Las Elecciones Regionales

Esta ha sido una campaña electoral que solo ha durado un mes y en donde no hubo reales esfuerzos de los candidatos para hacer conocer sus propuestas, la principal característica de esta coyuntura ha sido la desconfianza y la poca motivación que la ciudadanía ha tenido frente a las eleccio­nes. Los datos de la ONPE evidencian este aspecto.

En las elecciones regionales del 100% de electores hábiles en la región del Cusco, solo el 78.96% ha asistido a las urnas, son 192 mil 761 personas que por múltiples factores no participaron del 7 de octubre. Ha este escenario de ausen­tismo se suman los votos nulos y blancos, los cuales están representando el 23. 43% del total de votos emitidos.

Esta situación es preocupante porque los dos candidatos que pasan a segunda vuel­ta; Jean Paul Benavente (11.84%) y Luis Wi­lson (11.7%, suman 23.54% y son aplasta­dos por el 53.03% que han conseguido las otras organizaciones políticas; estos datos son importantes a tener en cuenta porque tendrán que construir un mayor consenso para lograr no solo una victoria, sino una mayoría que les permita gobernar.

El mapa regional nos muestra que ningún de los candidatos ha logrado construir mayoría en las provincias, los resultados muestran mucha dispersión, Acción Popu­lar ha logrado conseguir dos municipios en Urubamba y Paruro; Restauración Nacio­nal no asumirá ningún municipio provin­cial; frente al partido nacional Democracia Directa que, si ha logrado consolidarse en cuatro provincias, el movimiento APU en dos provincias y de ahí viene Tahuantinsu­yo, Somos Perú y el Frente Amplio.

La victoria de Víctor Boluarte ha sido gra­cias a las alianzas distritales que ha impul­sado y el estar acompañado de candidatos que iban a dar la pelea en las elecciones; el movimiento que lo ha acogido, Tahuan­tinsuyo ha logrado ganar en los distritos de Santiago y Wanchaq; mientras que para el general Pantoja no ha sido suficiente el arrastre de los distritos de San Sebastián y San Jerónimo, territorios donde ha ganado Alianza para El Progreso. Los demás distri­tos han tenido un voto cruzado bien claro y también un escenario electoral aislado del centro del Cusco, Ccrorca, Poroy y Saylla han tenido resultados distintos.

El reto será impulsar una gestión municipal de amplia base

El nuevo alcalde provincial del Cusco ha tenido el respaldo de solo el 15.14% de la población cusqueña, aunque sea el gana­dor, tiene un gran porcentaje para consensuar e impulsar una gestión que realmente be­neficie a la ciudad. Su cerca­nía al Partido Aprista, a pesar que haya renunciado, advierte sobre la posibilidad que esta organización política cope la comuna provincial, un aspecto que sería un error por los mis­mos datos que exponemos, se necesitará impulsar entonces un periodo de amplia base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *