DETRÁS DEL REFERÉNDUM: Quiénes ganan, quiénes pierden y qué ganamos como país

Soc. José Antonio Lapa Romero

antonioromero99@yahoo.com

En el Perú, no obstante la permanente “crisis” política, continuamos profundizando y reproduciendo una economía dependiente de la explotación de los recursos naturales; la mayoría de la “clase política” peruana está deslegitimada; las prácticas políticas históricas y actuales de clientelismo, patrimonialismo, cinismo, favores políticos, puerta giratoria, y corrupción atraviesan la cotidianidad del funcionamiento del Estado peruano y de la política. Sin embargo, el actual presidente afirma que el referéndum y las urnas acabaran con la corrupción. ¿Qué tan cierta es esta afirmación o es solo propaganda?, ¿en qué sí y en que no puede ayudar estas reformas constitucionales?, ¿quiénes ganan?, ¿quiénes pierden?, y ¿qué ganamos como país?

  1. EL ESCENARIO Y JUEGO POLÍTICO EN EL REFERÉNDUM

Cuando asume el gobierno Vizcarra en plena crisis política en marzo del 2018 alcanzó una aprobación del 57 %, en julio bajo a 35 % y desde ese momento ha mantenido una tendencia creciente hasta alcanzar el 65 % en noviembre del presente año[1]. La caída está vinculada a la convivencia pactada con el sector mayoritario en el Congreso (Fuerza Popular) negada pero luego reconocida por el gobierno, como una mentirilla que no volverá a suceder. Dicha convivencia necesaria, dado el control mayoritario de fuerza popular en el Congreso, llegó a extremos de parte de su lideresa de querer influenciar sobre la política de gobierno, “hablamos, por ejemplo, de la aprobación del reglamento de alimentación saludable, los octógonos, que era un tema en el que ella no estaba de acuerdo e incluso recomendó, sugirió reemplazar a la ministra de Salud. Y dije que de ninguna manera, porque estábamos de acuerdo en proteger la alimentación saludable y octógonos […] Dijo que no consideraba que era una ministra competente y, sin decirlo, que sería mejor que la cambie. En consecuencia, la reunión ya no tuvo la cordialidad protocolar de la primera“[2]. Es indudable que hacer públicas las conversaciones en “reserva” por parte de Fuerza Popular mostraba fundamentalmente las dispuestas entre ejecutivo y la mayoría en el legislativo (fujimoristas y de cola los apristas) y evidenciaban la intencionalidad política, debilitar y deslegitimar al gobierno. Aunque está relacionado también con la posición del gobierno respecto a que el indulto de Fujimori lo resuelva los fueros competentes y a la posición frente a los audios del hermanito que mostraban la influencia de fuerza popular y los apristas en el sistema de justicia, las cortes supremas y el Consejo Nacional de la Magistratura, y además que los corruptos tenían su propio juego de intereses.

Dicho escenario de disputa política ha sido resuelto relativamente por el gobierno convocando a referéndum temas impopulares que son un ataque directo al Congreso y algunos de los espacios del Estado donde el Fujimorismo y el aprismo han tenido y tienen influencia–luego de un periodo tenso de objeciones porque era propuestas “mamarrachentas” según Bartra y resistencias desde el Congreso y con incorporaciones a medida de los intereses de la comisión de constitución. Este juego político es indudable que no va a resolver algún problema importante del país, pero sí revuelve las necesidades del gobierno: crear su propio juego político, y reconozco que ha sido inteligente. Porque como acertadamente ha reconocido, aunque parece que no era su intencionalidad del premier y se le salió el “consciente”, “Nosotros somos un gobierno que ni bancada tenemos, ni partido tenemos, pero tenemos la fortaleza de la transparencia y nosotros decimos hay que hacer estas cosas y las hacemos”[3]. Aunque ahora ya tienen su propio juego político que es coyuntural y no reconfigura las fuerzas que le permita gobernar con el Ejecutivo en el mediano plazo.

  1. QUIÉNES GANAN, QUIÉNES PIERDEN Y QUÉ GANAMOS COMO PAÍS CON EL REFERÉNDUM

En el mensaje a la nación del 28 de julio del 2018 el gobierno mencionó que presentaría al Congreso reformas constitucionales y reformas políticas, y en agosto remitió 4. Estas reformas tienen que ver con reformas sobre: 1) la conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia; 2) regulación del financiamiento de organizaciones políticas; 3) prohibición de la reelección inmediata de parlamentarios; 4) establecimiento de la bicameralidad dentro del Congreso. Reformas que según una última encuesta de noviembre del 2018, muestran la siguiente tendencia: 59 % Sí, 62% Sí, 68% Sí, 54% No[4]. No obstante, veamos qué hay detrás del referéndum.

La primera reforma indudablemente era una exigencia desde las calles que se movilizaron en varias ocasiones una vez hecho público los audios que involucran al CNM y las cortes supremas de justicia de Lima y el Callao. Dichos aparatos del Estado habían sido capturados por mafias y corruptos que los administraban de acuerdo a sus intereses. Dicha medida era indudablemente clamada y exigida por la mayoría de peruanos, sin embargo, siendo sensatos ataca parcialmente la corrupción porque la corrupción es parte del funcionamiento del Estado en todos los niveles y los poderes del Estado por lo que si bien esta iniciativa es importante es totalmente insuficiente. Ataca a un poder del Estado pero no ataca, como era obvio, a la corrupción que está dentro de los ministerios, proyectos especiales, gobiernos regionales y locales, etc.

La segunda reforma se volvió urgente a partir de los aportes de la división de operaciones estructuradas de Odebrecht y que viene involucrando a 3 expresidentes y candidatos al gobierno. Es indudable que dicha situación exige un mayor control y transparencia en el financiamiento, sin embargo, la regulación del financiamiento propuesto para referéndum no queda claro en su eficacia y solo podremos verlo en su implementación, aunque es indudable que es una medida popular por cuanto una mayoría de peruanos y peruanas en general estamos de acuerdo. Aunque, hay que decirlo que es en demasía fragmentado, aunque cumple una función en el juego político, dado que ya desde hace varios años que en el Congreso esperan en cola propuesta de proyectos de reforma del sistema electoral y la ley de partidos políticos[5]. Siendo realistas el gobierno no quería plantear reformas más integrales sino reformas parciales que les hace juego a sus intereses, pero no necesariamente a los intereses del país.

La tercera reforma es un ataque frontal contra el Congreso y la configuración de fuerzas políticas hasta ahora permanentes a nivel de representación y que han jugado un papel permanente de oposición y en determinados momentos de boicot. Además, tienen la virtud de ser popular en un Congreso caracterizado por la impopularidad permanente: 77 % de desaprobación en octubre[6].Sin embargo, es importante mencionar que esta reforma es a extremos parcial, dado que está en el Congreso, hace ya varias legislaturas, reformas más integrales del sistema electoral y la ley de partidos políticos, por lo que da la impresión que esta propuesta de reforma es un claro ataque al Congreso.

La cuarta reforma es una reforma mayor y ataca al Congreso dado que busca reconfigurarlo y reconfigurar los contrapesos y la eficacia en la representación de las fuerzas políticas, más allá de las modificaciones interesadas realizadas en el Congreso a cargo de fuerza popular. Lo cierto es que esta reforma expresa la disputa política y podría haber avanzado en una mayor y mejor representación política de sectores hasta ahora excluidos de la política peruana, por ejemplo, las poblaciones originarias.

¿Quiénes ganan?, las reformas que según Vizcarra son una batalla contra la corrupción, lo cierto es que habría que agregar que es una pequeña batalla, parcial y fragmentada. Desde nuestro punto de vista el mayor ganador sobre el referéndum en estos temas impopulares es el gobierno que ha crecido en respaldo popular y es probable que crezca un poco más pos referéndum, aunque hay quienes medio ingenuamente afirman que el referéndum reafirmará el derecho ciudadano, solo que olvidan que esta iniciativa viene desde el gobierno –aunque por los efectos contra Fuerza Popular y el aprismo vale la pena la inversión– y que nos costará un aproximado de 100 millones de soles[7].

¿Quiénes pierden?, es indudable que una organización política –aunque da ganas de escribir banda política– que ha perdido mucho es Fuerza Popular y en el caso del APRA es una raya más a la ya casi sepultada representación (ahora profundizada con García buscando asilo), es claro, que no solo por la ley a pedido del cliente a favor de Fujimori, el blindaje a los corruptos de la Corte Superior y la caída uno a uno de la cúpula en la luz y en la sombra del fujimorismo. Si no veamos una de las últimas encuestas de Datum que identifica a la señora K como la más corrupta con el 29 %, 17 % García, 11 % a César Hinostroza, 9 % Alberto Fujimori, 7 % Toledo, 4 % Chavarry, 3 % Humala, 2 % Kuczynski y 1 % Nadine Heredia[8].

¿Qué ganamos como país? Considero que muy poco, dado que reformas fragmentadas es indudable que no contribuyen al mejor funcionamiento del sistema político, electoral y judicial en el Perú que se busca reformar, además hay reformas del sistema electoral y del sistema político más integrales que están esperando ya varios años y que no han sido considerados por el Gobierno. ¿Qué impedía al gobierno plantear una forma integral? Este referéndum tiene el rostro de movida en el tablero de ajedrez para construir el propio juego político del gobierno en el plazo inmediato y me huele que les salió más “exitoso” de lo que preveían, pero no resuelve su relación en el mediano plazo con ese mismo Congreso que ahora ataca y que no se va a cambiar porque el mismo gobierno promueve por obvias razones el No. Gobernar con la opinión pública a favor es indudable que ayuda a un gobierno que como se ha reconocido su premier no tiene partido, ni bancada, pero sin duda es insuficiente.

En síntesis, lo que muestra es que este referéndum es parte del juego político del gobierno y está muy poco vinculado a reformas que permitan un mejor funcionamiento del sistema judicial, electoral y político en el Perú. La efectividad de las iniciativas de las reformas las veremos en el mediano plazo con las nuevas elecciones del 2021.Por lo que, si alguna opción vale la pena votar para evitar la multa, aparte de viciar el voto o no ir a votar, es el Sí, No, Sí, No.

Foto: Perú21

[1]EL COMERCIO. La aprobación a Martín Vizcarra sube cuatro puntos y llega a 65%. 17 de noviembre del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://elcomercio.pe/politica/aprobacion-martin-vizcarra-sube-cuatro-puntos-llega-65-noticia-578422>
[2]EL COMERCIO. Martín Vizcarra: Fue un error mantener reserva a pedido de Keiko Fujimori. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://elcomercio.pe/politica/martin-vizcarra-reconoce-error-mantener-reserva-reuniones-pedido-keiko-fujimori-nndc-noti cia-550967>
[3]EL COMERCIO. Villanueva: “somos un gobierno que ni bancada, ni partido tenemos”. 8 de noviembre del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://elcomercio.pe/politica/cesar-villanueva-gobierno-bancada-partido-video-noticia-575711>
[4]EL COMERCIO. Referéndum: se aprobarían tres de las cuatro reformas. 18 de noviembre del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://elcomercio.pe/politica/referendum-aprobarian-tres-cuatro-reformas-noticia-578625>
[5]CONGRESO. Prioridades de la Comisión de Constitución y Reglamento. Reforma electoral, Bicameralidad y ley de partidos políticos: transfuguismo. Consulta: 18 de julio del 2018 <http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/Prensa/heraldo.nsf/04 NoticicasArchivoHistorico/cbb5a6093687abbe05257d4400546ded/?OpenDocument>
[6]AMERICATV. La desaprobación del Congreso llegó al 77% en octubre, según Ipsos. 14 de octubre del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://www.americatv.com.pe/noticias/actualidad/desaprobacion-congreso-llego-al-77-octubre-segun-ipsos-n342741>
[7]LA REPÚBLICA. El referéndum va a costar más de S/ 100 millones si se posterga al 2019. 23 de agosto del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018 <https://larepublica.pe/politica/1303468-referendum-costar-s-100-millones-posterga-2019>
[8]LA REPÚBLICA. Keiko Fujimori es considerada la más corrupta del país, según Datum. 3 de octubre del 2018. Consulta: 18 de noviembre del 2018<https://larepublica.pe/politica/1330410-keiko-fujimori-considerada-corrupta-pais-alan-garcia-segundo-encuesta-datum>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *