Por: Propuesta Ciudadana

El referéndum del 09 de diciembre próxi­mo, consultará a la ciudadanía sobre cambios en 45 artículos de nuestra Cons­titución, relacionados con la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) que ahora se llamará Junta Nacio­nal de Justicia (JNJ), la regulación del fi­nanciamiento de los partidos políticos, la no reelección inmediata de congresistas de la República, y el retorno a la bicame­ralidad. Desde el Grupo Propuesta Ciudadana, promovemos el voto por el SÍSÍSÍNO en el referéndum por las siguientes razones:

SÍ a la reforma constitucional sobre la conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia (antes Consejo Nacional de la Magistratura)

Porque permitirá la elección de sus miembros mediante concurso público de mérito dirigido por un comité presidido por el Defensor del Pueblo e integrado por representantes de instituciones de renombre. Sólo podrán ser elegidos abo­gados(as) que cuenten con al menos 25 años de experiencia profesional. Con este cambio la elección de jueces y fiscales se guiará por criterios meritocráticos.

SÍ a la reforma constitucional que regula el financiamiento de organizaciones políticas

Porque el financiamiento ilegal de los partidos políticos será sancionado y se prohibirá que estos contraten directa­mente avisos en radio y televisión duran­te las campañas electorales. Solo podrán hacerlo mediante la franja electoral ha­bilitada por el Estado. Con este cambio impediremos que el dinero ilícito sea el que decida las elecciones.

SÍ a la reforma constitucional que prohíbe la reelección inmediata de parlamentarios de la República

Porque busca priorizar la renovación de los representantes y promover la competencia al interior y entre los partidos políticos. Esta reforma cuenta con la aprobación de la mayoría de la población, quienes perci­ben que la labor legislativa y de fiscaliza­ción de los congresistas queda postergada por conflictos de poder y de interés, el mal uso del cargo y las faltas éticas sin sanción.

NO a la reforma constitucional que establece la bicameralidad en el Congreso de la República

Porque no queremos que los actuales congresistas accedan a una “reelección disfrazada” al postular como diputados o senadores; y para impedir que se elimine la facultad presidencial de disolver el Con­greso en caso se le niegue dos veces la con­fianza al gabinete ministerial. Por ello, en el próximo referéndum, marca SÍSÍSÍNO.

Razones para el NO a esta bicameralidad

Por: Javier Azpur

La propuesta original de bicameralidad planteaba mejorar la vinculación entre territorio y representantes políticos me­diante cambios en la forma de elección, tanto para superar la subrepresentación actual de las sociedades locales, como para que los intereses que interactúan en las regiones que articulan lo econó­mico, lo social y lo cultural se pudieran representar. Esta propuesta fue descar­tada por un Congreso que, mayoritaria­mente, rechaza la descentralización y su potencial democratizador. Las debilida­des de la propuesta inicial, aunque eran perfectibles, facilitaron este resultado junto con otros aspectos negativos: i) rompe el equilibrio de poderes al elimi­nar la cuestión de confianza y blindar al Congreso; ii) descarta la paridad de gé­nero en las listas; iii) mantiene la reelec­ción de los congresistas; iv) promueve el centralista distrito nacional único; v) aumenta el número de congresistas sin mejorar la re – presentación de los terri­torios. En el referéndum debemos decir NO a este proyecto de bicameralidad y abrir un debate a fondo para superar la crisis del sistema político, la cual se re­fleja en el Congreso y en todos los nive­les de gobierno. Tal como ha quedado, el proyecto de bicameralidad es una burla a la exigencia de cambios que la ciuda­danía expresa de múltiples maneras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *