Se frustra plan de Alan García para tener la condición de “asilado político”

Por: Convoca.pe

El gobierno de Uruguay rechazó el pedi­do de asilo diplomático presentado por el exmandatario tras dictarse impedimento de salida del país en su contra por el caso Odebrecht. García tuvo que salir de la em­bajada uruguaya y se encuentra en su resi­dencia en Miraflores.

A 16 días de haber ingresado a la embaja­da de Uruguay en Lima, Alan García tuvo que salir de esta sede diplomática antes de las 8 de la mañana de hoy luego de que el gobierno uruguayo anunciara su rechazo al pedido de asilo planteado por el expre­sidente, que está bajo investigación fiscal por el caso de sobornos de Odebrecht re­lacionados a la Línea 1 del Metro de Lima.

La decisión fue expresada por el propio mandatario uruguayo Tabaré Vázquez y el canciller de la misma nación, Rodolfo Nin Novoa, durante una conferencia de prensa realizada este lunes.

“No concedemos el asilo político al señor Alan García”, dijo el gobernante de Uru­guay.

Agregó que esa postura oficial se ampara en argumentos jurídicos y legales, y que fue adoptada tras la revisión de “más de mil hojas”, en referencia a los documentos enviados por el gobierno de Perú —para sustentar que García es investigado por delitos comunes y que en el país no existe “persecución política”—, así como cartas de otras autoridades peruanas, de aboga­dos y la solicitud de asilo diplomático.

“Entre otras cosas por los elementos jurídi­cos mencionados y también porque en Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado y especialmen­te el Poder Judicial, que está llevando ade­lante las investigaciones sobre eventuales delitos económicos del expresidente”, ma­nifestó.

Por su parte, el ministro Nin Novoa indi­có que se había instruido al embajador de Uruguay, Carlos Barros, y que dialogó con el canciller peruano Néstor Popolizio para que invitara a García a retirarse de la re­presentación diplomática.

“El expresidente debe retirarse de inme­diato por sus propios medios de la emba­jada. De la misma manera que llegó, debe salir”, agregó Vázquez, quien informó que habrá una comunicación oficial con el go­bierno de Perú y que emitirán un decreto al respecto. 

En su domicilio

En tanto, el abogado de García, Erasmo Reyna, declaró en Canal N que no se con­sidera presentar otro pedido de asilo diplo­mático en otra embajada.

Dos horas después de entrar a su residen­cia, Alan García emitió un pronunciamien­to escrito que leyó su secretario Ricardo Pinedo.

“Declaro que solicité el asilo previsto en la Constitución ante la inminencia de una or­den de detención, pero cumplido este paso estaré en mi domicilio a disposición de todas las investigaciones y convocatorias que se me hagan”, anotó.

Insistió en que “declaro que no existe nin­guna delación, prueba o depósito que me vincule a ningún hecho delictivo y mucho menos con la empresa Odebrecht o la rea­lización de alguna de sus obras”.

Como se recuerda, García ingresó a la em­bajada de Uruguay, situada en San Isidro, luego de que el 17 de noviembre el juez Richard Concepción le prohibiera salir de territorio peruano por 18 meses, después que el Ministerio Público ampliara la inves­tigación en su contra por presunto lavado de activos y colusión agravada.

La fiscalía sostiene que el exmandatario recibió 100 mil dólares de la constructora brasileña de Odebrecht de forma clandes­tina, bajo la apariencia de pagos por una conferencia en Sao Paulo que García rea­lizó en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *