El periodismo libre en peligro, detienen a Julian Assange

Esta mañana, agentes de la policía británica detuvieron al fundador de Wikileaks, Julian Assange, de 47 años, en la embajada de Ecuador en Londres, Reino Unido, así lo informó el ministro del Interior, Sajid David. La detención de Assange se realizó después que el gobierno de Ecuador le retirara el asilo diplomático, que llevaba desde junio de 2012.

Por: Diego Trellez Paz*

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, sorprendentemente un militante del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) en su juventud, es la viva representación latinoamericana actual de la traición: un Judas en toda regla.

Bajo su mandato, Ecuador no solo ha vuelto a endeudarse con los buitres del FMI sino que ha perseguido políticamente al exPresidente Rafael Correa.

Moreno llegó al poder con el partido de Correa. Se suponía que iba a seguir la misma senda que había puesto a Ecuador en un lugar destacable. Mintió. Traicionó a todo el mundo. Ahora es otra de las mascotas de Trump.

Un hombre valiente que termina en prisión por haber revelado lo siniestra que es la política en todas las partes del mundo.

Lo que acaba de hacer con Julian Assange es tan abyecto que merece el repudio mundial. Si Ecuador le ha retirado el asilo a Assange es porque Wikileaks hizo pública una información que involucraba a Moreno y a la familia de Moreno en un caso de corrupción tan fuerte que el Poder Judicial ha empezado a investigarlo.

Moreno, según las poderosas pruebas, es un tremendo corrupto. Al haber sido de izquierda, ver en lo que se ha convertido es realmente asqueroso. A Assange le hicieron espionaje dentro de la embajada con audios y videos, lo cual constituye un delito. Fue como si viviera en una suerte de ‘Truman Show’ real.

Que termine preso es realmente una afrenta y una amenaza al periodismo libre. Y, sobre todo, una pena. Un hombre valiente que termina en prisión por haber revelado lo siniestra que es la política en todas las partes del mundo.

*Publicado en sus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *