Adiós Gasoducto del Sur Peruano

Por: Wilson Chilo L.

El Gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente, en el marco de la Sesión Solemne en Homenaje al Cusco en su Mes Jubilar, entre otros anuncios ha indicado que este 28 de junio se contará con la presencia del Ministro de Energía y Minas, con el objetivo de dar respuestas claras y concretas sobre el tema del Gasoducto Sur Peruano, termoeléctrica de Quillabamba, la Planta de Fraccionamiento de Quepashiato, entre otros puntos relacionados a esta agenda del sur.

En el pronunciamiento del Gobierno Regional indican, “el Cusco ya no quiere más discursos, mucho menos promesas, sino compromisos concretos y tangibles”, esperemos que esta sea la actitud del Gobernador regional porque hasta ahora se ha presentado como un aliado de Vizcarra y de sus políticas de continuidad neoliberales para el sur, especialistas como Humberto Campodónico, en su última columna en La Repúblic , “Alerta Roja en el Sur Andino”, advierte que el gobierno de Martín Vizcarra estaría renunciando al Gasoducto Sur Peruano.

“Se trata de la renuncia al desarrollo del sur, de la energía barata para el gas domiciliario, del gas vehicular para toda la Región, de la industria petroquímica para la diversificación productiva. Esto es muy grave. Hay que hacérselo saber al gobierno”


Indica Humberto Campodónico.

Esta semana las centrales eléctricas de Ilo y Mollendo firmaron un Memorándum de Entendimiento (MdE) con el gobierno de Bolivia para que puedan ser abastecidas con gas boliviano; para Humberto Campodónico, si las empresas Engie y Kallpa concretan este acuerdo con el país hermano, también se estaría firmando la muerte del Gasoducto Sur Peruano.

Estas centrales eléctricas son consideradas como parte de la demanda que debe cubrir el Gasoducto Sur Peruano; ahora que vendrá gas de Bolivia (estos contratos son a largo plazo), su rentabilidad se pone en cuestión.

Otros aspectos que pone sobre la mesa Humberto Campodónico para afirmar que el gobierno no se va comprar el pleito con este proyecto, es que Martín Vizcarra ha indicado que el Gasoducto del Sur Peruano se va licitar para el año 2021, en dos tramos y que llegaría a la costa el 2025; la razón para aplazar todo lo que se pueda es porque el consorcio GSP (Odebrecht, Enagas y GyM) invirtió 1,500 millones de dólares en tubos del 2014 al 2016, el gobierno no quiere aparecer como “que le devuelve dinero a Odebrecht”.

Este aspecto debe ponernos en alerta a todo el sur y especialmente al Cusco, la sociedad civil cusqueña debe tomar la iniciativa y presionar a este gobierno para que sincere sus planes ante el Gasoducto Sur Peruano, nuestra respuesta debe ser contundente y unitaria, dejando atrás protagonismos y aprovechamientos irrelevantes; “se trata de la renuncia al desarrollo del sur, de la energía barata para el gas domiciliario, del gas vehicular para toda la Región, de la industria petroquímica para la diversificación productiva. Esto es muy grave. Hay que hacérselo saber al gobierno”, tal como indica Humberto Campodónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *