Cusco tiene alcaldesa de 25 años

Romi Infantas Soto reemplaza a Ricardo Valderrama luego que este tomará licencia por haberse contagiado con coronavirus.

Romi Infantas Soto es una economista de 25 años. En 2018 fue elegida como segunda regidora de la Municipalidad Provincial del Cusco. Esta mañana la joven asumió como alcaldesa encargada en reemplazo del también alcalde encargado Ricardo Valderrama, quien se contagió con el COVID-19 y tuvo que pedir licencia para cumplir la cuarentena.

Valderrama asumió la alcaldía por encargo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) tras la suspensión del cargo del alcalde Víctor Boluarte Medina, quien tiene una condena a una pena de suspendida de la liberar en segunda instancia. Falta la casación que está en la Corte Suprema.

Infantas Soto presidió la mañana de hoy una ceremonia por el 199 aniversario de la Independencia del Perú. Allí evocó un discurso conciso por la lucha contra la pandemia del coronavirus y por el respeto de las normas que ayudarán a frenar la curva de contagios.

La joven alcaldesa aprovechó para pedir a las autoridades nacionales que atiendan al Cusco. “Señor primer ministro y señorita ministra de Economía, los invito y los comprometo a trabajar juntos”, dijo.

“Nuestra población está asumida en desesperación, temor, hambre y pobreza por la falta de trabajo y las pocas posibilidades de acceder a los bonos solidarios y los créditos para una reactivación económica por esta pandemia”, añadió Infantas.

La alcaldesa asume el cargo en medio de una coyuntura bastante complicada. Dijo que lo hace con muchos ánimos y temple y aseguró que pese a su edad no le falta experiencia en lo político y el que hacer municipal

Añadió que las gerencias realizan una labor permanente de fiscalización y verificación, no con ánimos de dejar a las personas sin trabajo, sino evitar que se contagien de COVID-19 por no respetar preceptos como el distanciamiento y uso de mascarillas de protección.

Resaltó también que buscan formalizar a la gran mayoría de comerciantes, quienes son los que más sufren por esta pandemia, al no tener entrada y encima al no poder acceder a programas de ayuda como Reactiva Perú, por el hecho de trabajar en el marco de la informalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *