20/04/2021

Lo que está dejando el COVID-19 en Cusco y Apurímac

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

El virus ha sido más letal en la región Chanca, cuyas principales ciudades tuvieron que volver a cuarentenas rígidas hasta en dos oportunidades. Mientras que en la región cusqueña el golpe se asemeja a lo ocurrido en la primera ola. Por ahora todavía no se vislumbra un declive de la meseta de contagios y decesos.

La segunda ola de la pandemia del COVID-19 está dejando una estela de contagios y decesos en las regiones sur andinas de Cusco y Apurímac. El virus tuvo un comportamiento diferente en ambas localidades andinas, pero sus efectos han sido nefastos para la salud pública.

En Apurímac, en la primera ola el máximo de decesos en una semana fue de 25 y de contagios 1135. El periodo de siete días más letal se registró entre el 10 y el 17 de agosto cuando fallecieron 25 personas a causa del virus, mientras que la de contagios ocurrió entre el 7 y 14 de setiembre del 2020.

En contraste, en el 2021, durante la segunda ola que continúa hasta hoy, los decesos por semana llegaron hasta 39. Ocurrió hace poco entre el 1 y 8 de febrero pasado, mientras que hasta el 15 de marzo el promedio de decesos semanales fue de 21. Las provincias apurimeñas con más decesos fueron Abancay, Andahuaylas, Antabamba, Aymaraes y Chincheros.

En este mismo periodo, el número de contagios registró su pico más alto entre el 18 y 25 de enero con 765 nuevos casos de COVID-19. La tendencia tuvo altibajos, pero en general se puede decir que Apurímac arrastra una tendencia alta de contagiados. En concreto, podemos decir que la segunda ola fue más mortal que la primera, pero menos contagiosa.

El virus en Cusco

Cusco también arrastra, según el gerente regional de Salud, Juan Spelucín Runciman, una meseta con índices altos de contagios y decesos. Sin embargo, esta segunda ola es igual de dura para los cusqueños, si comparamos las cifras registradas en cada una de las etapas de la pandemia en la región Cusco.

En la primera ola hubo hasta 30 muertos por día y 133 decesos por semana. En 2020 hubo dos semanas letales: del 10 al 17 de y del 18 al 24 de agosto con 112 fallecimientos cada semana. En la segunda ola también ha sido letal. Hubo hasta 135 decesos en una semana y hasta el 15 de marzo el promedio de fallecimientos semanales es de 120. Las provincias con más decesos son Cusco, La Convención, Chumbivilcas y Canchis.

De la misma forma, hubo dos semanas con las cifras más altas de contagios. Estos fueron entre el 24 y 31 de agosto y entre el 14 y 21 de setiembre del 2020 con más de 7 mil nuevos casos de pacientes con el virus. En la segunda ola el número más alto de nuevos casos se registró, según los reportes de la Gerencia Regional de Salud, en la semana del 1 al 8 de febrero pasado con 2671 contagiados, que representa solo el 30% del pico más alto de infectados registrado en la primera ola.

Dos de los problemas que hubo fueron la falta de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y el siniestro de oxígeno medicinal, que en ambas regiones felizmente fueron superados gracias a convenios con entidades privadas y la gestión para la llegada de plantas de oxígeno a los hospitales más grandes de Apurímac y Cusco.