23/09/2021

Electores del sur rechazan denuncia de «fraude» de Keiko Fujimori

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Pedro Castillo obtuvo el respaldo del 89% de electores de Puno, 83% de Cusco, 81% de Apurímac, 73% de Moquegua, 72% de Tacna y 64% de Arequipa. Fuerza Popular pretende anular 802 actas de sufragio de zonas rurales para que 200.500 votos sean retirados del conteo oficial de ONPE y así tratar de revertir los resultados de la elección. Organizaciones rechazan esta maniobra.

El sur votó mayoritariamente por la candidatura de Pedro Castillo. El 89% de electores de Puno marcó el lápiz, el 83% en Cusco, el 81% en Apurímac, el 73% en Moquegua, el 72% en Tacna y el 64% en Arequipa.

En contraste, la candidata de Fuerza Popular apenas recibió entre 10 y 35% de votación en esas regiones. Una derrota más apabullante que en las elecciones del 2011 y 2016, cuando Fujimori también pasó a segunda vuelta con Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

Hubo localidades como la provincia de Chumbivilcas, en Cusco, donde 97% de cada 100 votos válidos era para Castillo y apenas tres para Fujimori. Inclusive hubo mesas donde Fujimori no obtuvo ningún voto. Por ejemplo, en la mesa n.° 016953 del distrito de Chinchero (Urubamba), la candidata no obtuvo ningún voto y Castillo cosechó 224 de un total de 247 electores.

Asimismo, en la provincia de Azángaro, en Puno, el profesor ganó con el 95.5% frente al 4.5% de votos válidos.

Racismo y denuncia de «fraude»

A los ojos de algunos capitalinos -como Jaime de Althaus o el fujimorista Miguel “Miki” Torres- estos resultados eran estadísticamente “imposibles”.

Con ese razonamiento, Fuerza Popular decidió pedir la nulidad de 802 actas para que 200.500 votos sean retirados del conteo oficial hecho por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y así tratar de revertir los resultados de la elección.

Sucede que al 100% de actas procesadas -y al 94.360% de contabilizadas- el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, es el virtual presidente del país con 50.170% frente al 49.830%. La ventaja es de 59.852 votos.

Fuerza Popular impugnó cientos de mesas de comunidades amazónicas y andinas. “En las serranías del país han llenado las ánforas a su antojo”, dijo en conferencia de prensa transmitida en televisión nacional Julio César Castiglioni, abogado del fujimorismo, sin mostrar respeto por el voto del sur.

El rechazo a las expresiones de Castiglioni y las acciones de Fuerza Popular ha sido contundente.

El presidente de la Confederación Nacional Agraria (CNA), Víctor Raúl Mayta Frisancho, cuestionó la decisión de la candidata Fujimori de buscar la anulación del voto rural. “Lo que pretende es anular los votos de las comunidades indígenas y las zonas rurales del Perú. Como representante del movimiento campesino e indígena queremos decirles que se debe respetar la voluntad popular”.

Mayta Frisancho mostró su malestar porque se cuestione los resultados y se busque provocar revertir las cifras con acciones legales extemporáneas. “Lo que quieren es polarizar al pueblo peruano. Queremos pedirles a las autoridades del país, sobre todo al Jurado Nacional de Elecciones que de pronta solución a estas medidas que está presentando Fuerza Popular. Evitemos una convulsión social en nuestro país, porque es un juego burdo de FP para confundir a la población”.

Acerca de las declaraciones racistas del abogado Castiglioni, Mayta Frisancho dijo que “los pueblos originarios sabemos que los grupos de poder se juntaban para defender sus privilegios. Esta actitud de los asesores legales de FP demuestra un contenido racista. Se nos sigue tratando como personas de segunda categoría en pleno siglo XXI”.  

Protestas en defensa del voto rural

Mientras tanto, pobladores de la provincia de Urubamba se movilizaron en rechazo a las denuncias de presunto «fraude en mesa» de la candidata Keiko Fujimori. Asimismo, cuestionan los recursos interpuestos por esta organización política para anular los votos en zonas rurales que apoyaron mayoritariamente al postulante Castillo.

El ciudadano Becker Machuca Huamán dijo que los ciudadanos de Urubamba son honestos y la acusación de fraude daña su dignidad. Anunció la conformación de una asociación de defensores de la democracia para interponer una querella por difamación contra Fujimori y sus abogados. «Esperemos que se retracten», dijo Machuca. 

El 86.56% de los electores de Urubamba, en Cusco, votó por Pedro Castillo, mientras que solo el 13.44% lo hizo por Keiko Fujimori. En la mesa n.° 016953 del distrito de Chinchero, la candidata no obtuvo ningún voto y Castillo cosechó 224 de un total de 247 electores. Una comunera de Chinchero marchó con una pancarta que decía: “Chinchero se respeta”.

Desde Chumbivilcas, las organizaciones sociales también exigieron respeto a la voluntad popular expresada en las urnas el 6 de junio pasado. Una exigencia justa.

Acta de sufragio de Chinchero donde Keiko Fujimori no obtuvo ni un voto el 6 de junio pasado.