03/08/2021
Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Cinco líderes y funcionarios analizan el actual momento político y social en el país y lanzan las medidas que debería emprender el nuevo presidente de la República. Una de las perspectivas es el inicio de un proceso constituyente en el país.

Pedro Castillo Terrones ganó la presidencia de la República en una segunda vuelta polarizada. Su elección generó una enorme expectativa en los sectores socioeconómicos más deprimidos del país, quienes aguardan cambios sustanciales y en favor de los más pobres.

La victoria de Castillo Terrones, el humilde profesor de Cajamarca, se sustentó al menos en tres razones. La primera es que la mayoría de peruanos lo percibió como “su igual”; la segunda porque encarna la esperanza de cambio con inclusión de las mayorías, y la tercera porque se enfrentó contra un partido político acusado de ser organización criminal y todos los poderes económicos y mediáticos que quieren mantener las cosas tal y como están.

A continuación, la voz de quienes votaron por Castillo y lo que esperan de un gobierno suyo.

Luciano Ataucuri

Dirigente de Chumbivilcas

El triunfo de Pedro Castillo es una alegría, una oportunidad y una esperanza de que logremos un cambio sobre todo en cuanto a la Ley General de la Minería. Recordemos que en estos 30 años hemos sido gobernados por la Confiep; desde el 93’ han estado gobernando los grandes empresarios y ahora con este triunfo esperamos los cambios que siempre hemos esperado.

Nosotros rechazamos rotundamente lo que quiere hacer la señora Keiko (Fujimori) al desconocer y pedir la anulación de los votos de zonas rurales, porque es una forma de discriminación al votante rural. Ella cree que el Perú es Lima, cree que los únicos que mandan son ellos. En el país, de acuerdo a la Constitución, todos somos iguales y lo que está es no respetar eso. A parte de ello, veo que la señora se quiere quedar con el poder a todo costo.

El nuevo presidente debe convocar a todos los sectores para armar un gabinete de ancha base y preparar bien la elección de los ministros. Hay nombres como Pedro Francke que dan buena señal. Además, tiene que armar un buen equipo con capacidad de escuchar a las bases sociales. Nosotros siempre hemos pregonado por el cambio de la Constitución y eso se debe hacer desde las bases, de abajo hacia arriba.

Desde nuestra primera, lo que debe hacer Pedro Castillo es también no debe cerrarse en sus posturas, porque ser radical no conviene porque nos llevaría a una ingobernabilidad. También, por ejemplo, debe escuchar a las clases de arriba para hacer su gobierno.

El equipo técnico que rodee al presidente debe trabajar en revisar las normas sobre minería y, a partir de esa revisión, elaborar un plan para empezar a hacer los cambios.

Saúl Mamani Nina

Comunidad campesina Sihuina, Accha (Paruro)

El sur del país siempre, desde nuestras visiones culturales y étnicas, vivimos en una relación armónica con el medioambiente. Cuando hay planteamientos que no son acordes con eso, nosotros queremos que algún gobierno o candidato lleve nuestras propuestas.

No había nadie hasta que apareció alguien a quien hemos apoyado y porque tiene una mirada a todo el sur del país. Por eso es que desde el sur siempre hemos tenido una forma diferente de votar que los del norte.

Además, ahora hemos visto que siempre nos tratan con racismo y piensan que nuestros votos nos sirven, y que de ellos sí. O sea, lo que dicen ellos sí sirve y lo que se dice de este lado no serviría. Entonces, estamos en una división total y eso no separa más como país.

En el campo tenemos una visión de proteger el ambiente y no como nuestros hermanos de la ciudad que están más concentrados en obtener puestos como empleados.

Necesitamos un país que sea más justo y equitativo, y que se atienda las demandas de las poblaciones de acuerdo a sus necesidades y visiones. Se debe diversificar nuestra economía: no queremos más marginación entre peruanos y peruanas. Necesitamos debatir ideas y propuestas que sí puedan prosperar en nuestro país. Esperamos que nuestro gobernantes y ciudadanía sepamos a dónde queremos ir. La prioridad deben ser las poblaciones más olvidadas.

Walter Huillca Escudero

Subgerente de Inclusión Social de Apurímac

Estamos viviendo un contexto bastante difícil, en una coyuntura con mucha incertidumbre y mucha desconfianza, con una población prácticamente dividida. En este contexto, considero que deben brindar una cuota de tranquilidad y generar confianza en la población. Este gobierno debe fortalecer la institucionalidad del Estado porque actualmente se encuentra bastante debilitado. También considero que se pueda garantizar el diálogo con los gobernadores para poder contextualizar la situación actual que el país está viviendo y tal vez con ellos establecer las urgencias y prioridades. También esperaría que haya un nuevo gabinete ministerial considerando el contexto de la pandemia del COVID-19, debería fortalecer la capacidad de respuesta de parte del Ministerio de Salud y garantizar la cobertura de vacunación a toda la población. Asimismo, el tema de la equidad sin perder la mirada de los indicadores de la pobreza o pobreza extrema que ha sido uno de los resultados impactos de la pandemia.

Como gerencia y subgerencia contamos con una agenda regional que ha determinado las prioridades en los ejes de salud, exclusión e inequidades, educativo y de violencia. Tenemos ese documento marco y, como gobierno regional, consideramos que para darle continuidad a los procesos deberíamos continuar generando condiciones de conciliación o concertación de tal manera que podamos contextualizar los avances de un eventual gobierno. Así mismo tendríamos que generar sí o sí espacios de diálogo con todas las entidades del Estado y la sociedad civil para seguir promoviendo los mecanismos de articulación de todas las intervenciones. Debemos poner en autos los procesos encaminados que estamos implementando en el acompañamiento de políticas sociales orientadas al tema de discapacidad, adulto mayor, violencia, niños, niñas y adolescentes. Debemos contactar e involucrar a las autoridades como parte de la implementación de los programas que trabajamos.

Dado que la coyuntura es bastante complicada creo que se debe recuperar y fortalecer la democracia. Espero que el nuevo gobierno pueda reducir las brechas sociales e inequidades que hay en el país. Hay una tendencia de este posible gobierno que plantea recuperar o nacionalizar ciertos elementos y hay una expectativa por ese lado. Espero que no defraude a la población porque eso ya ha pasado anteriormente.

Marco Gamarra

Coordinador de la Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza Apurímac

En principio hay que esperar los resultados finales del Jurado Nacional de Elecciones. En aras de ser responsable no podría adelantar juicio. Sin embargo, en un eventual gobierno de Perú Libre, haciendo una lectura de lo que sucedió en la campaña electoral, hay una suerte de incertidumbre respecto a las políticas y las estrategias que va implementar en los próximos cinco años. Sin embargo, desde la mesa, vamos a tratar de hacer incidencia política sobre los temas que tenemos en agenda como corrupción, pobreza, reactivación económica, salud, educación, relaciones de igualdad, inclusión, seguridad, entre otros temas de la agenda de la Mesa de Concertación. Y vamos a tratar de acercarnos a los decisores y a todos los que tienen la posibilidad de construir las políticas públicas.

Vamos a tratar de establecer una relación muy directa con los congresistas electos por la región de Apurímac para que puedan asumir la vocería de la problemática y los temas de la agenda. Asimismo, aprovecharemos otros canales y medios como la entrevista de hoy para poder visibilizar problemáticas sociales u otros temas que pudieran suceder por desencuentros de los diferentes grupos de interés de la región y del país. Nuestro objetivo es alertar sobre los conflictos sociales de minería y violencia familiar, son temas en los que tenemos que hacer un trabajo arduo e incidencia para que se emitan normas, leyes y que se desarrollen estrategias de protección para mujeres y poblaciones vulnerables.

Lo que estamos avizorando como resultado de la campaña electoral es la fragmentación social que ha evidenciado que somos una cultura muy complicada, machista, discriminatoria, sectaria, personalista y poco comunitaria. Hay un contexto muy complejo de fragmentación social y va ser un tema de urgente abordaje desde la Mesa de Concertación. Al margen de los otros problemas que mencioné creo que de manera prioritaria vamos a desarrollar una campaña de superación de este problema de intolerancia que ha evidenciado esta campaña: si no apoyas a Castillo eres corrupto y si lo apoyas eres comunista, terrorista. Colocarse en esta lectura extrema y con calificativos como estos es complicado, hay la necesidad de impulsar un proceso de superación de estas barreras y más bien hay que generar la cultura de solidaridad, de compañerismo, de ayuda mutua, recuperar la tradición histórica que hemos tenido como legado desde los incas y la cultura quechua.

Jersey Caballero Palomino

Director del programa IDMA Abancay y presidente de la Comisión Ambiental Regional de Apurímac

Tenemos muchas aspiraciones, sueños de vida y cambios que se traducen en cambios estructurales propuestos. En principio esperamos que se construya una nueva Constitución y que esta reconozca los derechos de las personas y que no se vean estos bienes comunes como recursos que luego se implementan actividades extractivas que dañan los territorios de las comunidades campesinas y regiones. Aspiramos a participar en un proceso de construcción de la nueva Constitución.

Estamos trabajando en colocar estas agendas en colectivos de comunidades campesinas, sesiones de mujeres líderes. Esperamos que el gobierno de Perú Libre pueda abrir las posibilidades para que estas voces sean escuchadas. Nos corresponde agitar un poco las bases de estos debates para que así todo se pueda transformar en nuevas políticas. Hay que tener mucho tacto con las bases, acompañar a los líderes o nexos que podrían ser el presidente, los congresistas u otro tipo de autoridades. Hacerlos partícipes para que los debates puedan transmitir las agendas hacia otros niveles. Esa es una estrategia que estamos asumiendo desde la institución y espacios colectivos.

A este nuevo gobierno -elegido por el pueblo- lo están deslegitimando. O sea, como la derecha no puede ganar en las urnas y sus trampas tratan de deslegitimar al elegido. Nos preocupa mucho con qué fuerzas nuestro gobierno va a poder posicionarse, impulsar los cambios estructurales presentados en su campaña. Entonces, ¿qué tipo de técnicos y ministros va a elegir para que pueda realizar estos cambios? Es una gran incógnita, que se traduce en una alta incertidumbre, lo que no es bueno. Corresponde a las bases y los colectivos incluir y priorizar en sus agendas las propuestas. Si bien están deslegitimando y debilitando a Pedro Castillo, probablemente, en los pocos días que quedan, va a tener que usar las energías para salir adelante con su gobierno. Ahí lo que haría falta es poder apropiarnos de las regiones, más aún en las regiones que lo hemos apoyado ampliamente. Ir generando foros, debates sobre el proceso constituyente y sobre bienes comunes, leyes ambientales y derechos de las personas. Sería un gran error si Castillo solo dedicara una gran parte de su tiempo a defenderse.