03/08/2021

Así está el edificio del nuevo Hospital Antonio Lorena del Cusco

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Una parte de la obra que está paralizada desde marzo del 2015 deberá ser demolida. Estás se encuentran en el auditorio, el bunker, contrapisos, que hacen en total 250 m2. La licitación se cayó a inicios de julio y se volverá a convocar al concurso en agosto. Trabajadores protestan en el nosocomio.

El consorcio francés EGIS-APHPI, a cargo de la licitación del Hospital Antonio Lorena, informó el 6 de julio pasado que el proceso de selección quedó desierto porque la única empresa que entregó su propuesta económica ofertó S/ 1,383′ 235.744, 230% más del precio referencial de S/ 420’000.000.

Enmanuel David Sixdenier, director adjunto del consorcio, informó, en conferencia de prensa, que un nuevo proceso de licitación empieza en agosto para entregar la buena pro en noviembre próximo. Si todo sale bien, la obra empezaría en marzo del 2022 y concluiría a finales del 2023.

La obra de construcción del hospital está parada desde marzo del 2015, cuando el Gobierno Regional del Cusco resolvió el contrato a la empresa OAS por incumplimiento de los plazos de ejecución. Además, el equipo especial Lava Jato del Ministerio Público investiga el pago de una supuesta coima de OAS al expresidente regional Jorge Acurio, a la exprimera dama Nadine Heredia y al exjefe del Estado, Ollanta Humala.

Los consejeros regionales que conforman la Comisión de Salud y Salubridad visitaron las instalaciones de la construcción y verificaron que hay zonas deterioradas, sobre algunas instalaciones, las que serán desmontadas desde los siguientes meses.

El grupo lo preside Benicio Torres Chira e integran Jorge Segura Ttito, Gerardo Arenas Monge, Victoria Santa Cruz Vargas y Winder Pastor Canahuire.

Después de la visita, informaron en nota de prensa que verificaron que las instalaciones eléctricas, ductos de agua, aire y oxígeno, pasadizos, graderías, sala de operaciones y sala de recuperación obradas de forma antitécnica está pésimo estado. Dichas áreas serán demolidas y forman parte del auditorio, el bunker, contrapisos, que hacen en total 250 m2.

Los legisladores exhortan al Ejecutivo regional acelerar las gestiones y el cumplimiento de los plazos referidos para darle sostenibilidad y continuidad al proyecto. Mientras que esta mañana, un grupo de médicos y trabajadores del nosocomio protestó exigiendo que las autoridades reinicien las obras con prontitud.