23/09/2021

Violencia contra las mujeres supera el 40% en Cusco y Apurímac

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Las instancias de concertación regional para la prevención y atención de la violencia tienen la tarea de prevenir, sancionar y erradicar este tipo de violencia. Apurímac, Cusco, Puno y Madre de Dios publicaron ordenanzas para la creación y funcionamiento de estas instancias. A excepción de Madre de Dios, las otras tres regiones cuentan también con Observatorios Regionales de la Violencia.

Jorge L. Sáenz A. – Centro Bartolomé de Las Casas.

La violencia contra las mujeres es una de las cosas más dolorosas de la discriminación”. (INEI. Brechas de Género, 2020).

Recordemos. La Política Nacional de Igualdad de Género identifica como problema público la discriminación estructural contra las mujeres. El primer objetivo prioritario es la reducción de la violencia hacia las mujeres.

Además, contamos con la Ley 30364 (Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar). Esta norma señala la creación y el funcionamiento de las instancias regionales, provinciales y distritales de concertación como parte de un sistema nacional para la prevención, sanción y erradicación de esta violencia. También  se cuenta con los programas presupuestales 0080 (lucha contra la violencia familiar) y 1002 (productos específicos para reducción de la violencia contra la mujer).

Una de las brechas de género con mayor incidencia en la macro región sur del país es la violencia contra las mujeres. El INEI ubica a Apurímac con la mayor tasa de prevalencia de violencia física con un 41.8%.

Trabajo en las regiones

¿Qué están haciendo los gobiernos regionales para la prevención y atención de la violencia contra la mujer?

Los gobiernos regionales de Apurímac, Cusco, Puno y Madre de Dios han promulgado ordenanzas para la creación y funcionamiento de instancias de concertación para la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra la mujer e integrantes del grupo familiar. Apurímac, Cusco y Puno crearon observatorios regionales.

En estas instancias participan representantes de las direcciones regionales, sectores nacionales con presencia regional, municipalidades provinciales y de las organizaciones de la sociedad civil, y tienen siete funciones. A saber.

  • Proponer en el Plan de Desarrollo Concertado (PDC), Plan Operativo Institucional (POI) y en el Presupuesto Participativo (PP) indicadores y acciones para resolver la problemática de la violencia.
  • Promover el desarrollo de políticas, planes, programas, acciones y presupuestos específicos para la prevención y atención de la violencia.
  • Remitir informes al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) sobre las acciones desarrolladas.
  • Desarrollar campañas de sensibilización.
  • Promover el cumplimiento del Protocolo Base de Actuación Conjunta.
  • Crear el Observatorio de Violencia.
  • Aprobar su reglamento interno.

Entonces, debemos destacar que ya se cuenta con instancias de concertación en las que participan representantes estatales y de la sociedad civil. Nos preguntamos: ¿La problemática de la violencia ya se ha incorporado en los planes y en los presupuestos regionales?, ¿se han aprobado y se están ejecutando los planes de trabajo de estas instancias?, ¿qué actividades se han programado y se han desarrollado?, ¿cuántos informes se han elaborado y han sido remitidos al MIMP?, ¿cuentan con sus reglamentos internos?, ¿Cuántas veces se reúnen, qué temas tratan en sus reuniones y cuáles son los principales acuerdos de estas reuniones?

Es de suma importancia que las y los representantes que participan en estas instancias informen a la población sobre el funcionamiento de estas instancias, sus avances y dificultades.

Los observatorios de violencia

Otro avance a destacar es que en Apurímac, Cusco y Puno cuentan con Observatorios Regionales de la Violencia, que son mecanismos de articulación que brindan y generan conocimiento sobre la problemática de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, y brindan información sobre las actividades que se realizan para la prevención y sanción.

La información que se brinda en estos observatorios está relacionada al sistema nacional para la prevención y atención de la violencia, red de servicios, datos estadísticos, normatividad nacional y regional, modalidades de la violencia, contactos, noticias, y repositorio de información.

Específicamente deben informar y difundir las acciones desarrolladas para la implementación de las políticas públicas, publicar estudios de investigación que identifican las causas de la violencia y proponen soluciones, señalar las acciones de incidencia desarrolladas, socializar los convenios interinstitucionales firmados, y publicar información importante relacionada a la prevención y atención de la violencia. Las y los representantes de las organizaciones de la sociedad civil tienen el rol de vigilar el funcionamiento de estas instancias, con énfasis en el diseño y desarrollo de actividades para la prevención de la violencia contra las mujeres, así como de una intervención intergubernamental e intersectorial. Se necesita el compromiso y la participación de todas y todos para la reducción de la violencia de género. Todas y todos somos responsables de esta situación de violencia.

Puede leer todo el contenido de Pulso Regional, en su versión digital, en el siguiente enlace: