17/05/2022

Apurímac: No se pudo instalar la mesa de diálogo para atender el conflicto en Las Bambas

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Las comunidades campesinas exigieron que antes de instalar la mesa de diálogo se debe levantar el estado de emergencia. Solo así, según dijeron, podría instalarse la mesa de diálogo.  Con esto persiste el conflicto, el estado de emergencia y la mina Las Bambas continúa con sus operaciones suspendidas.

Escribe: José Víctor Salcedo

No se pudo instalar la mesa de diálogo entre las comunidades campesinas de Fuerabamba y Huancuire con la minera Las Bambas y los representantes del Ejecutivo nacional. Los dirigentes de ambas comunidades, así como de Choaquere, Chila, Pumamarca y Chuycuni, pusieron como condición la suspensión del estado de emergencia antes de instalar el espacio de negociaciones.

El ejecutivo propuso que se levante la medida de fuerza y se firme un acta de instalación del diálogo la que se elevará mañana al Consejo de Ministros (PCM) para que el gobierno levante el estado de emergencia en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui.

“Como comunidad no podemos dialogar con una pistola en la cabeza”, dijo un dirigente y propuso retirarse de la reunión. Los asesores fueron de la misma opinión. Luego, dijeron que esperarán hasta mañana para que se levante la medida restrictiva y así recién dialogar.

Debido a que su reclamo no fue atendido, las comunidades decidieron abandonar la reunión que había empezado pasadas las dos de la tarde en la cancha de gras sintético de la comunidad campesina de Pumamarca, del distrito de Tambobamba, provincia de Cotabambas (Apurímac).

Con esto la posibilidad del diálogo y la solución a las demandas comunales se complica. La protesta de las comunidades dura más de tres semanas y se mantiene la tensión entre los manifestantes, la minera y la Policía. Y la producción de cobre en la mina Las Bambas continúa suspendida desde el 22 de abril pasado.

Las demandas de las comunidades son que la minera MMG Las Bambas cumpla los compromisos que firmó con estas referida, entre otras cosas, a la entrega de terrenos, trabajo, obras, consulta previa para el tajo Chalcobamba, entre otros.

La comitiva del ejecutivo estuvo presidida por el ministro de Energía y Minas, Carlos Palacios, y el viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM, Jesús Oswaldo Quispe Arones, entre otros. Por el lado de la empresa minera figuran cuatro funcionarios, entre ellos, destaca el gerente general de Operaciones, Edgardo Orderique, el gerente de Asuntos Corporativos Regionales, Marco Santos, la gerente de Relaciones Comunitarias, Mariella Núñez, etc.