04/07/2022

Las Bambas PCM invita nuevamente al diálogo a las comunidades de Challhuahuacho

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Es la tercera convocatoria en menos de una semana. La cita, si las comunidades campesinas aceptan, se realizará a las diez de la mañana en el gras sintético del gras sintético del Instituto Superior de Challhuahuacho.

Por tercera vez en menos de una semana, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) volvió a invitar a las comunidades campesinas de la zona de influencia de la minera Las Bambas, en el distrito de Challhuahuacho, provincia de Cotabambas (Apurímac), a una reunión para mañana.

La invitación precisa que la cita se realizará a las diez de la mañana en el gras sintético del Instituto Superior de Challhuahuacho. Los convocados por la PCM son dirigentes y comuneros de las comunidades de Fuerabamba, Huancuire, Chila, Chuicuni, Choaquere y Pumamarca.  

Ahora la decisión está en manos de las comunidades, que deberán decidir si aceptan el día y el lugar señalado para el inicio de las conversaciones para resolver sus demandas a la empresa minera MMG Las Bambas.

Antes, la PCM había propuesto una reunión para ayer domingo, la que no se produjo porque los presidentes comunales no asistieron. Alegaron que la invitación llegó tarde: el oficio fue emitido el sábado.

La otra reunión fallida se produjo el 10 de mayo pasado. Asistieron todas las partes, pero no el premier Aníbal Torres como había prometido. Además, las comunidades exigieron que primero se levantara el estado de emergencia para instalar la mesa de diálogo.

El conflicto en Las Bambas empezó hace más de un mes, el 14 de abril, cuando los comuneros de Fuerabamba tomaron posesión de una porción de terrenos de propiedad de la minera MMG porque ésta incumplió varios compromisos asumidos en 2015 y 2019. Uno de ellos es la entrega de 180 hectáreas de terrenos a la comunidad para labores agrícolas.

Asimismo, en ese mismo periodo, la comunidad campesina de Huancuire tomó posesión de terrenos donde la minera MMG desarrolla el tajo Chalcobamba. En esta comunidad advierten que no han sido consultados para darle viabilidad al proyecto minero.

Las otras comunidades arrastran también problemas por el incumplimiento o demora en los compromisos de la minera.