04/07/2022

Perú: Un país con rostro pobre

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

Veinticinco de cada cien peruanos son pobres, según los resultados del INEI. Una persona es pobre en el Perú cuando tiene S/378 o menos para vivir durante un mes. Y es pobre extremo si es que solo tiene S/201 o menos para costear la canasta básica alimentaria. En las regiones Cusco y Apurímac las cifras no difieren del promedio nacional: 20 y 25 % de sus habitantes viven por debajo de la línea de la miseria.

Escribe: Pablo Villa / Economista Centro Bartolomé de Las Casas (CBC).

La Organización de Naciones Unidas (ONU) define la pobreza como la condición caracterizada por una privación severa de necesidades humanas básicas. “Es un problema de derechos humanos. Entre las distintas manifestaciones de pobreza figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud”. Y el Banco Mundial (BM) señala que es la “incapacidad para alcanzar un nivel de vida mínimo». La pobreza extrema corresponde a las personas que viven con menos de 1,9 dólares diarios”.

Los principales resultados sobre pobreza monetaria 2021, presentados por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), arrojan que un total de 8 millones 556 mil personas se encuentra en situación de pobreza (25.9 %), de las cuales el 21.8 % son pobres no extremos y un 4.1 % pobres extremos.

Pobreza monetaria

Una persona es pobre en el Perú, según la actualización de la línea de pobreza del INEI, cuando tiene S/378 o menos para vivir durante un mes. Y es pobre extremo si es que solo tiene S/201 o menos para costear la canasta básica alimentaria.

Durante el primer año de la pandemia (2020), la cifra de pobreza alcanzó el pico más alto en los últimos 10 años: llegó a 30.1 %, lo que implica que más de 9 millones 820 mil personas se encontraban en situación de pobreza. Tres de cada diez peruanos eran pobres.

Las cifras de pobreza por área geográfica rural presentan indicadores por encima del promedio nacional. En zonas rurales, antes de la pandemia (2019), la cifra de pobreza era de 40.8 %, se incrementó a 45.7 % en 2020, y para el 2021 hubo una leve disminución a 39.7 %.

Pobreza en Cusco

La región de Cusco, junto a las regiones de Ancash, San Martín, Tacna, Tumbes y Ucayali, se encuentra en el grupo 3 de formaciones regionales con una tasa promedio de 20.9 % de pobres. En estas zonas dos de cada diez personas viven con S/378 o menos durante un mes.

Mientras que la región de Apurímac forma parte del grupo 2, junto con las regiones de Amazonas, Junín, La Libertad, Lima Metropolitana y Lima Provincias, Piura y la Provincia Constitucional del Callao con un promedio de 25.6 %.

Las regiones que presentan menores indicadores de pobreza son Ica y Madre de Dios, con un promedio de solo 6.75 %.

INFORME SOBRE LA POBREZA EN EL PERU POBREZA NIÑOS INFANCIA ALIMENTACION PUEBLOS JOVENES HACENTAMIENTOS HUMANOS AGUA DESAGUA FALTA EMPLEO TRABAJO

Otros factores

La pobreza por necesidades básicas insatisfechas (NBI) a nivel nacional está por encima del 16 %. En Cusco y Apurímac es de 15 %. Y la población con acceso a los servicios básicos de agua, saneamiento y electricidad en la región imperial alcanza el 71.8 % y en la región chanka el 51 %.

Algunas dimensiones de la pobreza 2021 importantes es que a nivel nacional más de 38.8 % de niños de 6 a 35 meses tiene anemia, mientras que el 11.5 % de los niños menores de 5 años tienen desnutrición crónica. Un 28.1 % de la población no cuenta servicios de desagüe por red pública y un 10.7 % no tiene acceso a agua ni pilón de uso público.

Podrían ser pobres

Otro aspecto a resaltar es la población en situación de vulnerabilidad, es decir, en riesgo a bajar al submundo de la pobreza: alcanza al 34.6 % en el 2021. Esto implica que más de 11 millones de personas están propensas a engrosar las filas de la población pobre, esto debido a situaciones de inestabilidad económica, laboral, social, política, entre otros.

Por tanto, es necesario recuperar el crecimiento económico por encima del 4 %, desarrollar la diversificación productiva centrada en la agricultura familiar, fortalecer las PYMES, a través del financiamiento y la transferencia tecnología desde el Estado, reestructuración de los programas sociales para una atención eficiente de la población beneficiaria, en especial de la población vulnerable y pobre.

Puede leer todo el contenido de la edición impresa de la revista Pulso Regional en este enlace: