26/09/2022

Espinar sigue en pie de lucha por bono de S/2,000 y consulta previa para Coroccohuayco

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

El dirigente Sergio Huamaní advirtió que la policía está actuando con amenazas. El cierre se ha producido a la altura del sector denominado Pillones. Mientras que la dirigencia de las 11 comunidades de la zona de influencia de Coroccohuayco esperan que el gobierno reactive de inmediato la mesa de diálogo.

Escribe: José Víctor Salcedo

En el segundo día de protestas en la provincia de Espinar se mantiene el bloqueo del corredor minero del sur, mientras hay plantones en la ciudad de Yauri, capital de esta localidad.

Un grupo de ciudadanos llegó hasta la zona de Pillones para impedir el paso de los vehículos mineros de Las Bambas, Hudbay y Antapaccay. En este punto, las unidades particulares circulan sin inconvenientes. El otro sector bloqueado está dentro de las 11 comunidades de la zona de influencia directa del proyecto Integración Coroccohuayco, de Glencore Antapaccay.

El presidente del Frente Único de Defensa de los Intereses de Espinar (Fudie), Sergio Huamaní, dijo que el paro no cesará hasta conseguir la entrega del bono de S/2,000 y advirtió que hay riesgo de represión policial. “Si estamos en el corredor minero es para hacernos escuchar y que el Gobierno nacional tome este asunto en cuenta. Hemos enviado un documento a la PCM para que atienda la demanda de la provincia”.

El bono

La población de la provincia pide que el Comité de Gestión del Convenio Marco, presidido por el alcalde provincial Lolo Arenas Armendáriz, agilice el expediente para la entrega del segundo bono solidario de S/2000.

Según Huamaní, el presidente del Comité de Gestión y el representante de la minera Antapaccay retrasan la entrega del subsidio a los ciudadanos de esta provincia cusqueña. Acerca de los beneficiarios, se sabe que actualmente hay 48,579 electores y unos 2,000 estudiantes de educación superior y personas con discapacidad. Eso quiere decir que recibirán el bono más de 50,000 personas, lo que implica un desembolso aproximado de S/100,000 de los fondos del Convenio Marco.

A este pedido se ha sumado otro que es más complejo y que podría agravar el conflicto. Las organizaciones sociales quieren que se reformulen los alcances del Convenio Marco, lo que entre otras cosas implicaría elevar el porcentaje de aporte de la minera a este fondo. Actualmente su aporte equivale al 3 % de sus utilidades anuales. Años atrás, cuando también se planteó este tema, algunos llegaron a exigir que el aporte sea de 7 % o un monto estable anual de más de S/50 millones anuales.

Integración Coroccohuayco

El bloqueo del corredor por pobladores de 11 comunidades de la zona de influencia directa del proyecto Integración Coroccohuayco, de la empresa suiza Glencore, también continúa por segundo día.  

Los comuneros de pueblos originarios reclaman el reinicio de la consulta previa para este proyecto minero, pero en forma seria, sin ignorar ni excluir a los afectados por la actividad.

Flavio Huanque, presidente de la Asamblea Multicomunal por la Consulta Previa de Espinar, dijo que, desde noviembre de 2019, cuando empezó a implementarse el proceso, no hubo voluntad para atender la demanda de las comunidades. Ahora, explicó el dirigente, se pretende culminar el proceso de consulta previa convirtiéndolo en un “mero acto administrativo”, sin garantizar los derechos de las comunidades, ni respetar las normas peruanas y lo establecido en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

La dirigencia comunal, dijo Huanque, otorgó ayer 72 horas de plazo al Ejecutivo nacional para retomar las actividades en la mesa de diálogo en el que deben discutirse este y otros temas. El segundo reclamo, por ejemplo, está relacionado con la implementación de un plan de reparaciones por las afectaciones de la actividad minera en las comunidades.

“Las comunidades seguimos sufriendo las consecuencias de los daños que siguen causando las operaciones mineras en el medio ambiente y la salud de nuestros hermanos”. Reclaman un adecuado proceso de consulta previa Alto Huarca, Huano Huano, Alto Huancané, Huancané Bajo, Tintaya Marquiri, Cala Cala, Huarca, Suero y Cama, Huisa Collana, Huisa y Anta Ccollana.