29/01/2023

Lideresas y dirigentas alzan su voz en Lima contra el gobierno de Dina Boluarte

Comparte en tus redes...
Share on Facebook
Facebook

En contraste con la victimización de la presidenta sobre un supuesto machismo en su contra, las mujeres le piden que renuncie, que no puede permanecer en ese cargo por más tiempo después de las matanzas.

Lideresas y dirigentas de distintas organizaciones sociales, colectivos, frentes de defensa, comunidades campesinas e independientes llegaron Lima como parte de las delegaciones de Cusco para exigir la renuncia de Dina Boluarte, cuyo gobierno tiene más de medio centenar de fallecidos (y un policía), así como cientos de heridos producto de la represión policial y militar.

Varias delegaciones son lideradas por mujeres: la Federación Universitaria de Cusco (FUC), la comunidad campesina Orccoma, los distritos de Chamaca, Santo Tomás (provincia de Chumbivilcas). También integran estos grupos profesoras de Canchis, de diferentes barrios rurales y urbanos, de distritos y provincias. Ninguna se siente representada por la primera mujer presidenta del Perú, que decidió sostener su gobierno con la represión antes que tender vías de diálogo con la ciudadanía movilizada.

Las demandas que se escuchan en las multitudinarias movilizaciones son : cierre del Congreso, la renuncia de Diana Boluarte a la presidencia de la República, nuevas elecciones y una asamblea constituyente.

Mujeres en la lucha

En las manifestaciones realizadas la semana pasada en la ciudad de Cusco, también estuvieron presentes mujeres, en su mayoría jóvenes, encabezando las marchas. Algunas como voluntarias brigadistas y abogadas, otras liderando las ollas comunes, en el acopio de donaciones, en la búsqueda de ayuda económica y legal para los heridos.

En la comisión de coordinación con organizaciones de derechos humanos y con autoridades políticas y policiales y en la redacción de pronunciamientos y otras acciones sociales y políticas.

Colectivos feministas, activistas e independientes se dedicaron a difundir en las redes sociales la indignación frente a las expresiones racistas, clasistas y de discriminación hacia los protestantes que venían de las provincias altas a la Ciudad Imperial, así como la violencia ejercida por el Estado en las movilizaciones.

Lamentablemente, en la región se registró 1 fallecido a causa de una herida de bala, identificado como el dirigente anteño Jlinner Remo Candia Guevara (41), y más de 60 personas heridas producto de la represión policial, según el reporte de la Gerencia Regional de Salud.

A esta hora, 19 de enero, a convocatoria de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), cientos de mujeres apoyan el paro cívico y popular. Llegaron de Puno, Cusco, Ayacucho, Arequipa, Tacna, Moquegua y Apurímac. Su voz ya no podrá ser callada.

En las redes sociales se mostraron imágenes de la ciudadanía donando alimentos, bebidas y dinero a las delegaciones que llegaron desde las provincias altas a la capital de sus regiones y luego cuando viajaron a Lima, lo que evidenció la solidaridad andina y el compromiso político por la construcción de un nuevo país, el respeto de los derechos y la dignidad de los pueblos originarios.